MEDIACIÓN FAMILIAR

En el ámbito de los Trastornos de Personalidad se hace muy necesaria la intervención mediadora. La mediación familiar es una técnica de resolución pacífica de conflictos en la que un mediador, de manera imparcial y neutral, dirige la sesión entre las partes en conflicto, en este caso la familia, y orienta la intervención de las partes de manera que se consiga de manera asertiva la resolución del conflicto, atendiendo a propuestas de resolución de ambas partes, tras el análisis y valoración de las mismas y llegando a un acuerdo tácito para todos.